Trastorno de estrés postraumático y trastornos del estado de ánimo comunes en mujeres con fibromialgia, vinculados a una peor calidad de vida, informes de estudio

Las mujeres con fibromialgia  tienen una alta prevalencia de trastorno de estrés postraumático (TEPT), trastorno depresivo mayor (TDM), trastornos bipolares y de pánico, que pueden tener un impacto negativo en su calidad de vida, según un estudio.

El estudio, ” El impacto del síndrome de fibromialgia y el papel de la comorbilidad con el estado de ánimo y el trastorno de estrés postraumático en el empeoramiento de la calidad de vida “, apareció en el International Journal of Social Psychiatry .

Los estudios han encontrado que el TEPT y los trastornos del estado de ánimo son altamente prevalentes en pacientes con fibromialgia, pero la fuerza de estas asociaciones ha sido diferente entre los estudios.

Para el TEPT, la investigación ha utilizado solo escalas de calificación para los síntomas, en lugar de diagnósticos confiables con sistemas de clasificación internacionales. Las investigaciones previas sobre el vínculo entre la fibromialgia y los trastornos psiquiátricos tampoco utilizaron entrevistas semiestructuradas, lo que permite una cierta desviación de una lista de preguntas predefinidas, realizadas por los psiquiatras, que los autores consideran el mejor enfoque metodológico.

La consideración de las condiciones coexistentes en pacientes con fibromialgia con trastornos psiquiátricos es de importancia clave, ya que los antidepresivos se usan de forma rutinaria para estos pacientes, lo que puede tener implicaciones para las personas con trastorno bipolar. Determinar si el TEPT en la fibromialgia se debe a la alta prevalencia de trastornos del estado de ánimo, o si es independiente, también es relevante.

Evaluar si la menor calidad de vida en pacientes con fibromialgia se deriva de un trastorno psiquiátrico también es importante para los médicos. Los pacientes con fibromialgia a menudo se quejan de que su condición es minimizada por los médicos, se considera de naturaleza psicológica en lugar de física, causada por problemas emocionales o mentales y carecen de un origen objetivo.

En este estudio, un equipo de investigación de Italia y Brasil intentó determinar la correlación entre el TEPT y los trastornos del estado de ánimo en pacientes con fibromialgia. También evaluaron hasta qué punto la fibromialgia reduce la calidad de vida y el impacto de las condiciones coexistentes con los trastornos psiquiátricos.

El estudio incluyó a 71 mujeres con fibromialgia que asistían a un servicio de reumatología para pacientes ambulatorios en un hospital italiano y 284 personas sanas se utilizaron como controles.

El diagnóstico psiquiátrico se realizó con una entrevista clínica semiestructurada llamada Herramientas Neuropsiquiátricas Avanzadas y Programa de Evaluación. La calidad de vida en el mes previo a la evaluación se evaluó con la Encuesta de Salud de Forma Corta (SF-12), que explora la actividad física, limitaciones debido a condiciones de salud, vida emocional, dolor, salud general, vitalidad, redes sociales y salud mental .

Se evaluaron la prevalencia de por vida de PTSD, MDD, trastorno bipolar, trastorno de pánico y ansiedad generalizada en todos los participantes.

Los resultados mostraron que la prevalencia de TEPT (8.4% vs. 1.4%), TDM (43.7% vs. 8.1%), trastorno bipolar (21.1% vs. 0.7%) y trastorno de pánico (28.2% vs. 5.6%) fueron más altos en mujeres con fibromialgia que en controles. Las personas con fibromialgia tuvieron puntajes más bajos en la encuesta SF-12, lo que indica una peor calidad de vida.

Cabe destacar que la prevalencia de MDD fue casi el doble de lo que se informó en estudios previos que no realizaron entrevistas, anotó el equipo. La frecuencia del trastorno bipolar también fue más alta que en los estudios que utilizaron entrevistas rígidamente estructuradas.

Las mujeres con TDM y trastorno bipolar tenían puntuaciones SF-12 medias peores que aquellas sin ningún trastorno del estado de ánimo, aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa.

Los datos revelaron además que el impacto de la fibromialgia en la calidad de vida era comparable al de las enfermedades crónicas como la esclerosis múltiple y el TDM, y más que los trastornos alimentarios y de pánico. Sin embargo, si se asocia con un trastorno del estado de ánimo, la fibromialgia empeora la calidad de vida más que la esclerosis múltiple.

“Los trastornos del estado de ánimo y el trastorno de estrés postraumático parecen ser factores que aumentan significativamente el deterioro [de la calidad de vida] en [la fibromialgia]”, escribieron los investigadores.

Debido a que la asociación entre el TEPT y los trastornos del estado de ánimo fue más fuerte en los pacientes con fibromialgia que en los controles, los científicos creen que la mayor prevalencia de TEPT en la fibromialgia no puede ser una mera consecuencia de los trastornos del humor. Presumieron que la vulnerabilidad al estrés crónico puede ser la base del vínculo entre los trastornos del estado de ánimo y la fibromialgia.

“Los hallazgos tienen importancia clínica importante: el médico debe interpretar en la dimensión correcta y con dignidad el sufrimiento de las personas con [fibromialgia]”, dijeron.

Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *